Diego López Díaz, cumplió y ganó cuatro medallas de oro en el Mundial de Paranatación
Diego López Díaz, cumplió y ganó cuatro medallas de oro en el Mundial de Paranatación

Newham, LND., a 15 de septiembre del 2019.- Acabó una temporada intensa, pero de muchas satisfacciones para el veracruzano Diego López Díaz. Concluyó su participación en el Mundial de Paranatación con un cuarto metal dorado que supo a gloria, más por darse en la celebración del Grito de Independencia en México.

Fue el oro en los 200 metros libres en la categoría S3, con un tiempo de 3:21.69, sobre el ucraniano Denys Ostapchenko, que presentó buenos argumentos desde las semifinales, al igual el chino Liankang Zou.

“Muy bendecido este año gracias a Dios y al trabajo que estamos haciendo en el grupo colegiado y se dio el objetivo, veníamos por las cuatro pruebas y nos vamos a México con cuatro oros.

“Es algo muy bonito, muy reconfortante por la temporada extenuante que tuvimos, ya me estaba rajando a mitad de camino (risas), pero se logró el objetivo, pero ya estamos entre los mejores del mundo y con medallas”, subrayó.

“El Misil Dorado” afirmó que todo el esfuerzo ha valido la pena, luego de sumar cuatro títulos mundiales, cinco panamericanos, la plaza a Tokio 2020 para el país, más marcas continentales y mundiales.

“Fue una de las temporadas más fuertes que hemos tenido por la cercanía de los dos eventos. Por la cancelación de Malasia (para realizar Mundial), movió muchas cosas y se tuvo que ajustar la carga, lo que afectó un poco la planeación, pero gracias a Dios todo se dio.

Fernando Gutiérrez Vélez "El Polvorón"
Fernando Gutiérrez Vélez “El Polvorón”

“No habíamos tenido descenso desde enero hasta el Panamericano y después subimos unos días y volvimos a bajar lo más óptimo para el Campeonato Mundial. Ya al final sentí el cansancio de los viajes, competencias y el jet lag, me sentí mermado pero logramos salir avante”, explicó.

El xalapeño agradeció y reconoció el trabajo del grupo encabezado por el entrenador Fernando Gutiérrez Vélez “El Polvorón”.

“Porque 50 por ciento lo pongo yo y el otro 50 lo ponen ellos y todos, desde que empezó la temporada, hemos trabajado muy bien, en mi caso la frecuencia cardíaca para no excederme en los entrenamientos y este año no me he descompensado como en anteriores, y eso habla bien de la preparación que tuvimos”, detalló.

Diego tendrá poco más de tres semanas de vacaciones para luego buscar ponerle su nombre y apellido a la plaza que ganó para México rumbo a los Juegos Paralímpicos del próximo año.