Categorías
Noticias

Liliana Ibáñez despide el 2019 con “Campeones” de vida

Liliana Ibáñez
Liliana Ibáñez

En este cierre de año, donde no ha dejado de entrenar un solo día pensando en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la nadadora olímpica Liliana Ibáñez se dio el tiempo para asistir al Hospital de Pediatría del Centro Médico Siglo XXI, invitada por la fundación Por un Hogar, para repartir regalos y palabras de aliento a niñas, niños y padres de familia.

Ataviada en el uniforme rojo de seleccionada nacional de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, la velocista considerada la más rápida en la historia de la natación mexicana, convivió con pacientes del hospital y de un albergue de atención a familias foráneas atendido Por un Hogar, premiando su valentía con medallas de cartón, además de palabras de aliento y deseándoles una pronta recuperación y salud para el Año 2020.

“Hace unos meses yo también estaba convaleciente, tuve este año una operación de hombro -por lo que no asistió a Juegos Panamericanos- y mi mamá estuvo conmigo en un alberge -en Nuevo León-, sé lo difícil que es tener dolor, no al grado de estos pequeños, que son valientes y verdaderos campeones, pero sé lo que es no poder dormir de dolor. Mi más grande aprendizaje de este año es la importancia de la salud, con salud el resto nos toca a nosotros”.

Añadió que tras los meses de rehabilitación “estoy saliendo adelante y me siento muy bien y fuertísima para seguir entrenando, pero estos son los tipos de días y eventos que me recuerdan que no solo es entrenar en el agua y en la natación, sino también es entrenar el corazón y en la vida, y el día de hoy estos niños me llenan de energías para regresar a entrenar muy duro.”

Superó lesión y está al 100%

Quien fuera la máxima medallista en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018 y aspirante a calificar a los terceros Juegos Olímpicos de su trayectoria en los 50 y 100 metros libre indicó que en estos momentos: “estoy más fuerte que nunca de la cabeza, del corazón y afortunadamente también de mi cuerpo, ya sobrepasé la parte de la lesión y ahorita estamos al “full”, al 110 por ciento entrenando, inclusive los domingos, en Navidad, el 24, 25 de diciembre y voy a entrenar el 31 y el 1 de enero, no tengo vacaciones”.

Tiene todos los recursos para estar en Tokio 2020

La guanajuatense está consciente que “la meta es grande, no solo dar la marca sino realmente prepararme para Tokio, porque a pesar de que la marca es el primer paso, tengo que pensar en Juegos Olímpicos y dar lo mejor, tengo todos los recursos en estos momentos, desde entrenador Brett Hawke, mi auxiliar Emilio Garmendia que acaba de llegar de Portugal (con apoyo de su estado), un preparador físico australiano, mi fisiatra de tiempo completo y todas las herramientas en cuanto a alberca, instalaciones y un banco de salida de primer mundo (que consiguió con la iniciativa privada). Tengo todas las herramientas para que lo único que tenga que hacer es ejecutar y dar mi mejor esfuerzo día y noche”.

Sus próximas competencias están programadas para marzo y abril, y aunque le gustaría dar pronto la marca olímpica, dijo “no tengo prisa”, ya que “no quiero entorpecer el proceso ni saltarme niveles de progresión, confío en mi entrenador, confío en mi talento y todo se va a juntar al final para volar, se que pronto voy a poder volar”.

En 2019, Liliana Ibáñez cambió su residencia de Texas a la Ciudad de México, para centrar sus entrenamientos en el CNAR. En este mes de diciembre, tras el cierre de dicha instalación, ha continuado con su preparación en el Colegio Militar.

Finalmente, Liliana agradeció la invitación y atenciones de Jesús Godínez, presidente de la Fundación Por un Hogar, reconociendo su labor altruista en beneficio de la niñez y sus familias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *